A ustedes, apreciados lectores

Columna del Rector


Por Roberto Moreno Godoy

Que las fiestas les traigan armonía y paz.

Don Carlos Ciudad Real comentó que, en el año 1932, cuando ingresó becado al internado del Conservatorio Nacional de Música, recibió uno de los regalos más grandes para su formación. El curso de moral y urbanidad le impactó mucho, pues le ayudó a vivenciar los valores y, en especial, el respeto al adulto mayor y a las mujeres. Según su hija Isabel, esto es muy relevante para su papá, quien siempre recalca que le impresiona cómo las personas han dejado de ser cordiales y consideradas con los demás. Es por ello que insiste en que se retome dicho curso en el sistema educativo y/o que se promuevan otras acciones que contribuyan a forjar los principios que se han perdido. Su punto de vista es muy valioso. No sólo vivimos enfrascados en pugnas con otros, sino que nos hemos desviado de las rutas que conducen a la conciliación y al entendimiento. Estas fiestas son idóneas para llamarnos a la reflexión e invitarnos a redoblar esfuerzos para vivir en armonía con los demás. Uno de nuestros propósitos de año nuevo debiese ser atender esta recomendación que me hizo llegar este apreciado lector. 

Cada semana, por cerca de década y media, el jueves a medio día se carga de una habitual tensión. Se acerca el plazo para enviar la columna que será publicada en este espacio al día siguiente. Carmencita, mi asistente, atestigua el usual corre-corre. Aparte de la necesidad de escoger un asunto y darle forma, tiendo a ver el vaso siempre “medio lleno”, por lo que intento aportar una crítica constructiva, que contribuya al mejoramiento de la situación presentada. Confieso que a veces me cuesta encontrar el lado bueno de las cosas. Además, siento gran responsabilidad con ustedes lectores, pues con cierta frecuencia encuentro a una persona que me hace ver que sigue con regularidad lo que escribo o a alguien que me hace llegar algún comentario. Muchas veces se trata de personas a quienes no conozco o con quienes guardo poca relación. También hay personas cercanas, a quienes tengo gran admiración y aprecio, que están pendientes de este espacio. Una de ellas, el Dr. Gabriel Biguria, me escribió otra vez hace un par de semanas para resaltar la importante transformación que se ha dado en la Universidad del Valle de Guatemala-Altiplano. Otro asiduo lector es Don Carlos, reconocido músico guatemalteco, quien comenta cada semana mi artículo con su hija, haciéndole honor a mis planteamientos. Hace días que tenía una cuenta pendiente con él, pues me envió varias ideas, tratadas en el párrafo anterior. Finalmente, cada viernes a primera hora, cuando se recibe el diario en casa, sé que recibiré la censura más directa y honesta: “hoy sí que me dio pereza”, “no quedó claro el mensaje”, “que cargada está la columna” o “qué bonita salió hoy”. Todo ello hace que yo no tome a la ligera esta oportunidad que El Periódico me brinda. Siempre tengo a ustedes, lectores, en el telón de fondo, como una muestra de valoración y respeto al tiempo que me dedican. 

Este año, con ocasión de los 50 años de fundación de la Universidad del Valle de Guatemala, se publicó un libro que recopila cincuenta de mis columnas escritas entre el 2004 y el 2014. La iniciativa me permitió hacer un recorrido sobre algunos de los temas abordados, así como cobrar una perspectiva renovada sobre la evolución de las cosas. También trajo a mi memoria a quienes han reaccionado a mis criterios y los han enriquecido con los propios. Es por ello que, en esta penúltima columna del año, previo a la celebración de la Navidad, deseo enviar un saludo especial a quienes me han dejado ingresar a sus hogares u oficina cada semana para compartir mis ideas, expresándoles mi más profundo agradecimiento por permitirme hacerlo. Mis mejores deseos para ustedes y para sus apreciadas familias. 


Last modified: 30/11/-0001

Anterior

Columna del Rector

Tour de la Corrupción

Por Roberto Moreno Godoy Importante lucha a favor de la legalidad y de la transparencia. La primera plana de...

Siguiente

Columna del Rector

Despedimos el 2017

Por Roberto Moreno Godoy ¿Qué cosas celebra usted del año que termina? Fueron muchos...